Alexei Navalny (Reuters/archivo)