Algunos temen que no sea suficiente con sancionar a los médicos que realizan los controles y emiten los certificados