Alta resolución en audio: mitos y realidades