Ataúdes colocados en la calle como símbolo de rechazo a las recientes masacres en Medelín (EFE)