Aun en Japón, que tiene altos estándares de higiene, los baños públicos causan desconfianza a la población. (Satoshi Nagare/tokyotoilet.jp)