Bartomeu y Messi, relación completamente rota (Reuters)