Biden durante un discurso ante el Instituto Nacional de Salud. Foto: REUTERS/Carlos Barria