Bolocco tuvo que quedarse tres meses en Estados Unidos por los compromisos de su reinado, “Todo era magnífico, pero ¿con quién lo compartía? Si lo lindo de la vida es compartir”.