Bolsonaro lucha con un barbijo durante una rueda de prensa en Río de Janeiro (EFE/Antonio Lacerda)