Bomberos y voluntarios trabajan hace meses (AFP)