Boris Johnson quiere celebrar la Navidad, pero antes tendrá que lidiar con el coronavirus (REUTERS/Hannah McKay)