Borough Park en Brooklyn, Nueva York, a fines de abril. Menos del 1 por ciento de las personas que se hicieron las pruebas en las clínicas del vecindario en Brooklyn durante las últimas ocho semanas han tenido el virus. (REUTERS/Caitlin Ochs)