Brasil comenzó a vacunar a su población la semana pasada (REUTERS/Ricardo Moraes)