Bruce Lee sigue siendo el gran mito del cine de artes marciales, y hay razones indiscutibles para ello