Cada punto representa un genoma del SARS-COV-2, con ramas que conectan los virus con sus ancestros. El centro representa el virus introducido a los humanos. Los virus que están más alejados del centro tienen más mutaciones. En amarillo están destacados las tres variantes nuevas. (NextStrain / CC BY 4.0)