CanSino Biologics en el edificio de la compañía en Tianjin, China (Reuters)