Caputura de la imagen del tuit que escribieron los atacantes desde la cuenta de Barack Obama