Carlos Menem llevó el féretro de su hijo Carlos Saul, muerto a los 26 años (AFP)