Censistas recolectan la información de una mujer en Lianyungang,en la provincia de Jiangsu (AFP)