Centro de tratamiento del ébola en Beni, República Democrática del Congo (Europa Press)