China es uno de los beneficiados por la manipulación de datos del informe anual “Doing Business” (Wolfgang Kumm / DPA)