Claudia Schiffer se convirtió en los 90 en la “top” de las “tops” gracias al diseñador Karl Lagerfeld