Colas antes de someterse al test de coronavirus en el aeropuerto de Roma. (Aeroporti di Roma via REUTERS)