David Nabarro, uno de los seis enviados especiales de la OMS para el Covid-19