Desde el lunes pasado rigen fuertes restricciones en Alemania para contener el avance del coronavirus. REUTERS/Annegret Hilse/Archivo