Díaz maneja a la perfección la mezcla de sensualidad y descaro