Donald Trump y dos líderes europeos con los que no tuvo buena relación: Emmanuel Macron y Angela Merkel (REUTERS/Christian Hartmann/Pool)