Dos estudiantes cosechan arroz en una comunidad rural en Fuzhou, en la provincia de Fujian (REUTERS/Tingshu Wang/archivo)