Dos mujeres con barbijo en la puerta del hospital Pablo Arturo Suárez de Quito (AP Photo/Dolores Ochoa)