Eddie Van Halen junto a su hijo Wolfgang, quien se sumó a la banda como bajista en el año 2006.