EEUU es el país más golpeado por la pandemia (REUTERS/Brendan McDermid)