El 89% de la población depende de las bombonas de propano.