El Air Force One, basado en el famoso avión de línea Boeing 747, es un símbolo de la presidencia de EEUU (REUTERS/Carlos Barria)