“El alcohol puede provocar náuseas, deshidratación, estreñimiento, dolores de cabeza, sequedad de boca, fatiga" (Shutterstock)