El atacante en una captura de video