El Barcelona tuvo bajos rendimientos en las últimas temporadas (REUTERS/Rafael Marchante/Pool)