El comunicado de las ONG denunciantes