El detonante para iniciar el paro fue el ataque que sufrió hace dos semanas una niña de 9 años (Reuters)