El dictador de Bielorrusia, Alexander Lukashenko