El dictador Nicolás Maduro se mantiene en el poder pese a las denuncias en su contra por crímenes de lesa humanidad (EFE/ Rayner Peña)