El documental de Jenny Popplewell muestra los entresijos de un matrimonio en desintegración que derrapa hacia el horror. (Netflix)