El dueño del local logra contener al secuestrador con una toma de lucha