El elevador del edificio donde vivía l apaciente "AO" fue la fuente de contagio inicial (REUTERS/Tatyana Makeyeva/archivo)