El equipo había descubierto los tres pozos donde se colocaron los ataúdes en "perfecto estado" debido a un sello protector que los preservaba de reacciones químicas (Photo by Khaled DESOUKI / AFP)