El estudio de Reikiavic también reivindicó el papel de las pruebas de anticuerpos por encima del de los análisis genéticos del virus. (USC)