El ex espía ruso Sergei Skripal (Reuters)