El extraño caso de los CD de música en Japón: arrasan en ventas allí mientras agonizan en el resto del mundo