El fallecido dictador libio, Muammar Gaddafi (Reuters)