El futbolista portugués y su novia Georgina Rodríguez celebraron su amor con una fiesta para su círculo íntimo