El gabinete de Merino ya perdió a más de la mitad de sus integrantes (AFP)